lunes, 14 de febrero de 2011

Siete casas en Francia. Bernardo Atxaga

Este libro fue votado en el Club de Lectura de ZonaEbook para el mes de febrero, y después de unos meses de ausencia en este club por distintos motivos he vuelto a disfrutar y compartir con los demás miembros del club estas lecturas.


Sinopsis: (Tomada de Lecturalia):
Es el año de 1903, y todo va bastante bien en Yangambi, la estación militar que la Force Publique del rey Leopoldo II tiene en el corazón de África. Los oficiales blancos encargados de que los recolectores de caucho no desfallezcan en su labor sufren lo suyo, pero hacen lo que tienen que hacer y se defienden como soldados de verdad. Pero las cosas empiezan a ser diferentes con la llegado de un nuevo oficial, Chrysostome Liége, y con el anuncio que en su villa de la Costa Azul hace Leopoldo II: quiere visitar el Congo, “su jardín de tres millones de metros cuadrados”, y dotar a los diferentes pueblos que allí habitan de una reina comme il faut, es decir de una reina que esté a la altura de las circunstancias. Por decirlo así, el anuncio dispara todas las ilusiones de la primera autoridad de Yangambi, el capitán Lalande Biran, y la situación se vuelve un tanto difícil.

Opinión personal: Curioso libro. No había leído hasta ahora nada de Bernardo Atxaga y este primer encuentro con una de sus obras me ha dejado un tanto perplejo. Digo lo de curioso y que me ha dejado un tanto perplejo porque no sé si el libro ha terminado o no de gustarme, no sé si la respuesta se acerca más al sí o al no, pero si tuviera que decantarme por algo diría que sí pero no o no pero sí, que no es lo mismo pero casi.
El libro se lee con gran facilidad, resulta ameno y la forma de narrar de Atxaga es cercana al lector, y sin embargo a mi no ha terminado de engancharme, los personajes son más retazos y pinceladas sueltas que otra cosa, la historia tampoco tiene demasiada chicha, aunque lo cierto es que creo que representa de una manera bastante fidedigna la situación de las colonias a principios del siglo pasado.
Supongo que después de leer un libro como este lo que uno debería hacer sería leer otra obra de Atxaga, darle una nueva oportunidad, el problema es que cuando uno tiene un lector electrónico dispone de mucho más donde elegir e intentar descubrir cosas nuevas y sorprendentes. No descarto leer Obabakoak que algún miembro del Club de Lectura recomienda, pero supongo que pasará algún tiempo antes de ello.

Valoración personal: 3 sobre 5.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada